Schoenstatt México
Schoenstatt México
JORNADA NACIONAL JUVENTUD FEMENINA DE SCHOENSTATT. MEXICO. Una Jornada al Estilo Tapatío.

JORNADA NACIONAL JUVENTUD FEMENINA DE SCHOENSTATT. MEXICO. Una Jornada al Estilo Tapatío.

Por Ana Fernanda Moctezuma y Diana Martín del Campo, JF. Mty

Por libertad nos quedamos…
Cerca de trescientas chicas provenientes de diferentes estados de la República cantando un himno al ritmo del mariachi, como un solo corazón latiendo por la misma misión. Así se vivió este fin de semana la Jornada Nacional de la Juventud Femenina de Schoenstatt México.
Sin importar distancias, trayectos largos y horas de viaje en carretera, el 06 de octubre del 2017 dio inicio nuestra Jornada Nacional, participando en ella las juventudes de Chihuahua, Torreón, Monclova, Monterrey, Taxco, Iguala, San Luis Potosí, Querétaro, León y nuestro anfitrión, Guadalajara.

Un fin de semana intenso, sin lugar a dudas. Intenso desde su preparación, por parte de la juventud de Guadalajara, que recibió a tantas niñas con el anhelo de vivir este encuentro tan esperado.
Intenso desde su inicio hasta su final, lleno de experiencias y momentos que con el paso de los días nos unieron a todas en una sola Juventud, en un solo ideal: “Como hija inmaculada, instrumento del Padre”, en un solo signo: el Cetro Azucena y en el corazón del Padre Fundador. Más intenso aún en su mensaje de envío, siendo llamadas a ser Tierra Fértil y Santuarios vivos que el Padre Fundador pide hoy de nosotras. El necesita una juventud santa, una
juventud pura, una juventud heroica.

Como Juventud Femenina nos unimos al año jubilar del Padre Kentenich, celebrado alrededor del mundo por toda la familia de Schoenstatt Internacional. Es por esto que se decidió dedicar las actividades y reflexiones de todo un fin de semana a preguntarnos: ¿Por qué debe ser tan importante su figura para nosotras? El Padre Kentenich no solo fue el fundador de un Movimiento Mariano, sino que desempeñó ejemplarmente su papel como padre y educador, acogiendo a toda una comunidad, que pronto se volvería una Familia, logrando crear una pedagogía basada en los
vínculos y la aspiración por los ideales más altos, siempre tomado de la mano de la Mater, a la sombra del santuario. Pedagogía que tiene la respuesta a la crisis del tiempo actual.

Como movimiento, estamos en un momento decisivo. En este año del Padre Kentenich, estamos llamados a  profundizar y a conocer más de acerca a nuestro Fundador, reconociendo la importancia de su presencia en nuestras vidas, su persona, su misión para la Iglesia y la sociedad, su santidad. Estamos llamados, hoy más que nunca, a permanecer fieles a su misión, manteniendo viva la emoción de ese primer amor que nos atrajo a Schoenstatt desde un principio. Debemos ser testigos vivos para las próximas generaciones; ahora nos toca a nosotras ser la “generación fundadora” para los próximos cien años.

Como bien dicen “un Reino se mantiene vivo por las mismas fuerzas que le dieron origen”. Nosotras fuimos llamadas a transmitir la idea original del Padre Fundador, asegurando que su pedagogía se vaya permeando de generación en generación, y como Juventud Femenina tenemos una misión especial: debemos ser la aparición de la MTA en la tierra para nuestros tiempos. Debemos ser, así como José Engling, ese ejemplo perfecto de una vida schoenstattiana, ser el Acta de Fundación en vida. “Demostremos que somos dignas de que la Stma. Virgen pueda poner en nuestras manos la antigua herencia…”  J.K. 2.Julio.1946

La espiritualidad de Schoenstatt nos propone tres ejes esenciales para vivir la Alianza de Amor, y nos enseña a vivir en Santidad de manera cotidiana, a reconocernos como instrumentos elegidos por Dios y a tener una fe práctica en la
Divina Providencia. Pueden sonar como tres retos complejos, pero como JF la tenemos más fácil, pues hemos logrado encontrar una palabra que los resume a la perfección. Una palabra que se nos ha repetido constantemente durante este año y que el día de hoy resuena en lo más hondo de nuestro corazón: Inmaculada.
A través de talleres, pláticas, actividades y mucha oración pudimos descifrar aquello que el Padre Fundador pide de su Juventud Femenina Mexicana en este año de Jubileo que comienza; después de un fin de semana de reencuentros, risas, canciones y mucha convivencia (adornada con pan dulce y mosquitos), como sus azucenas, dispuestas a jugársela por refundar los próximos cien años, orgullosamente exclamamos:
“HACIA EL PADRE, ¡VIVE LA HIJA INMACULADA!”.

Fortalecimientos Matrimoniales

Fortalecimientos Matrimoniales

El 6-7 y 8 de Octubre en San Luis Potosí y el 24-25 y 26 de Noviembre en Aguascalientes se realizarán Fortalecimientos Matrimoniales. Éstos son encuentros entre esposos que permiten profundizar, valorar y mejorar la relación matrimonial. Esta jornada está dirigida a matrimonios casados por la Iglesia que tengan como mínimo 3 años de casados y quieran darse un tiempo para ellos solos, reencantarse y renovar su sacramento.

Esta iniciativa que ya lleva años y que ha dado muchos frutos. Es bonito ver cómo los matrimonios se reencantan en el amor.

Informes en SLP 0444441695901

Jornada Nacional Juventud Femenina

Jornada Nacional Juventud Femenina

Hacia el Padre va nuestro camino

Este próximo 6, 7 y 8 de Octubre tendremos en la Ciudad de Guadalajara la Jornada Nacional de Juventud Femenina de Schoenstatt México.

Asistirán 270 chicas de 10 ciudades de la República Mexicana: Torreón, Monclova, Monterrey, Chihuahua, Guadalajara, Querétaro, San Luis Potosí, León, Iguala y Taxco.

Será una Jornada en el marco del Año del Padre Kentenich, en la cual, se profundizará en la persona del Fundador y la vinculación con él.

Bajo el lema: “Un Reino se mantiene unido por las mismas fuerzas que le dieron origen” confiamos que este encuentro sea una gran bendición para toda la Juventud Femenina de Schoenstatt de México, que una, fortalezca y re-encienda su corazón por la herencia que hemos recibido y así subamos al máximo las exigencias para ser una auténtica mujer mexicana para los nuevos tiempos.

Rezamos por México…

Rezamos por México…

En estos días que vivimos la tragedia de nuestros hermanos en México, alrededores y en el sur de la República (Chiapas y Oaxaca) nos unimos en oración para rezar por todos los que están todavía entre los escombros, por los que han perdido un familiar o un amigo, por aquellos que perdieron sus casas y bienes. Nos unimos también en solidaridad trabajando por ayudar tanto como voluntarios como en los centros de acopio de cada ciudad… Agradecemos de corazón por cada persona que ha entregado su tiempo, fuerza y bienes para ir en rescate de nuestros hermanos. Queremos con nuestra oración llevar consuelo a tantos… El Papa Francisco también reza por nosotros: https://youtu.be/qdiBSK7jYU0

 

Comienza año del Padre Kentenich

Comienza año del Padre Kentenich

El 18 de Septiembre se dio inicio al año del P. Kentenich. En un año se cumplirán 50 años de su partida al cielo. El Movimiento de Schoenstatt nos invita este año a acercarnos más a su persona, su pensamiento y su espiritualidad.

En la carta de la dirección de Schoenstatt internacional nos invitaban: “A lo largo de este año pongamos a nuestro Fundador en el centro, su pensamiento y su mensaje, su biografía tan rica y fascinante, las respuestas que dio a los desafíos de la Iglesia y del mundo y que hoy quiere dar aún a través de nosotros. Este año nos da la oportunidad de profundizar el vínculo con nuestro Padre Fundador, para que su carisma reviva nuevamente en nosotros. ¡Invitemos a muchas personas a conocer o a redescubrir al Padre José Kentenich como profeta de nuestro tiempo!”

Son muchas las iniciativas que podemos tomar durante este año. Invitamos a todos a adentrarse más en la vida del Padre Kentenich y el vínculo a él. Para ello proponemos dos libros: La biografía “El Rebelde de Dios” de Christian Feldmann y “Unidos al Padre” de Peter Wolf. En algunos lugares se están organizando círculos de lectura o estudio del Padre Fundador. Se pondrá a disposición un taller del P. Kentenich para trabajar en los grupos.

No dudamos que este año nos va regalar adentrarnos más en nuestro carisma y el regalo que significa éste para la Iglesia. ¡¡Aprovechemos este año de gracias!!

Culmina Encuentro Continental de la Obra de Familias en Guayaquil.

Culmina Encuentro Continental de la Obra de Familias en Guayaquil.

Alrededor de 400 participantes de todo el continente pertenecientes a la Obra de Familias de Schoenstatt (Instituto, Federación y Rama) se reunieron en Guayaquil, Ecuador para intercambiar experiencias y apostolados.

En un ambiente de mucha alegría, que muestra la vida que surge desde nuestros santuarios, se compartió la fecundidad que se ha desplegado en cada país en torno a las familias en Schoenstatt. El lema “Con alegría, familias en salida” inspiró el congreso. Se trataron a modo de talleres diferentes aspectos de la vida familiar: El desafío del mundo digital para la familia, la pastoral de los divorciados en segunda unión, el dolor y la familia, la fidelidad, la consejería matrimonial, entre otros. El telón de fondo del encuentro fue la exhortación apostólica “Amoris Laetitia” y la persona de nuestro Padre y Fundador.

No dudamos que de este encuentro saldrán todavía muchos frutos para nuestra familia mexicana que enriquecerán nuestra presencia en Schoenstatt y la Iglesia.

Jornada Nacional de Dirigentes XXIX

Jornada Nacional de Dirigentes XXIX

Este 1, 2 y 3 de Septiembre se realizará la JND XXIX. Recogeremos el gran regalo que se nos dio el año pasado: nuestro Ideal Nacional: “Familia Guadalupana, en Alianza, fiel a la Misión del Padre“. Junto con ahondar en este don prepararemos la apertura del año del Padre Kentenich al cumplirse 50 años de su partida al cielo. Contamos con su oración y Capital de Gracias.

Una familia de familias: nuestra experiencia en las Misiones Familiares

Una familia de familias: nuestra experiencia en las Misiones Familiares

Con un corazón agradecido y cargado de alegría y esperanza, regresamos de las Misiones Familiares de Schoenstatt que se llevaron a cabo del 22 al 29 de julio.

Siete matrimonios de la Rama de Familias de Monterrey acompañados de nuestros hijos, de jóvenes de la Juventud Femenina y Masculina y del Padre Stefano Daneri, pasamos una semana del verano misionando por segundo año con la comunidad de La Ascensión, N.L., mejor conocida como La Chona.

Cada día, durante las mañanas, hacíamos los visiteos correspondientes para conocer a las familias y sus costumbres, les ayudábamos en sus quehaceres, hacíamos alguna oración en familia y los invitábamos a pasar la tarde con nosotros en las actividades dentro y fuera de la parroquia. La Virgen Peregrina nos acompañaba en cada visita.

Familias fieles, firmes y alegres

El tema de nuestra misión era la familia, el cual fue de gran interés para todos.
Cada tarde contábamos con la participación de niños, jóvenes y adultos, a quienes a través de juegos, pláticas, manualidades, rosarios vivientes y misas, transmitimos el mensaje de la importancia de la familia para vivir en una sociedad con más armonía y paz. Compartimos herramientas para mejorar la convivencia en la propia familia y con la comunidad, y les hicimos ver que no hay mejor ejemplo que la Familia de Nazaret, a quien podemos imitar si nos esforzamos un poco cada día.

Y como uno no puede dar de lo que no tiene, también los misioneros teníamos actividades internas, como Hora Santa, impulso espiritual por parte del Padre Stefano y dinámicas de la noche para alimentar el alma y unirnos más como familia misionera.

Estos días en La Chona, logramos entre misioneros y misionados abrir nuestros corazones, formar una familia de familias y nos dimos cuenta que, uniendo fuerzas las distintas ramas del Movimiento, podemos llegar a ser luz de esperanza para que nuestras familias y las de otras comunidades lleguen a ser familias fieles, firmes y alegres.

Con sentimientos encontrados al terminar la misa de despedida, tanto nosotros los misioneros, como los habitantes de La Chona, expresábamos la alegría por todo lo vivido y el anhelo por reencontrarnos el próximo año.

¡Dios mediante, vamos por más! ¡Contigo siempre querida MTA!

MÉXICO, Florencia Gil • Fuente: www.schoenstatt.org

Misiones Familiares: un gesto maravilloso de amistad, de dar y recibir

Misiones Familiares: un gesto maravilloso de amistad, de dar y recibir

Vivir Misiones Familiares siempre es un regalo de Dios y de la Mater. Del 1 al 6 de agosto compartimos la alegría de misionar acompañados por el P. Felipe Ríos Correa, en dos pequeñas comunidades de nuestro estado, Tapona y Obregón, donde la gente nos recibió cálidamente en sus casas y nos acompañó en los talleres que llevábamos preparados para adultos, jóvenes y niños.

El testimonio de Doña Marcela

Los caminos que tiene Dios para tocarnos el corazón son impredecibles. Una mañana nos tocó visitar a Doña Marcela, una ancianita que vivía completamente sola, en una pobreza extrema con sólo dos pequeños cuartos por casa y en donde caminar implicaba agacharse ya que el techo es muy bajo. Platicar con ella y ver su manera de vivir, verla tan sola y escuchar que dependía totalmente de la ayuda de una de sus vecinas para comer, ya que ella prácticamente no ve, nos tocó el corazón. Se alegró tanto con la visita de los chavos misioneros, así como de recibir además al P. Felipe, de platicar con él y de recibir la bendición de sus manos.

Ser misioneros de Schoenstatt nos hace vivir nuestra Alianza de Amor

Así como Doña Marcela, en esa semana conocimos muchas más personas que a cada uno nos tocaron el corazón con su sencillez, su manera de ver la vida, sus ganas de compartir con nosotros lo poco que tienen, la alegría de recibir a Dios participando en los talleres y en la misa. Nos hizo regresar a nuestras casas llenos de amor, con la conciencia de que podemos ser, si queremos, pequeños instrumentos de Jesús y María.

En nosotros está dejarnos utilizar por Dios en donde Él nos necesite.

Ser misioneros de Schoenstatt nos hace vivir nuestra Alianza de Amor con la gracia del envío apostólico como un gesto maravilloso de amistad, de dar y recibir.

MÉXICO, Ana Echavarría Barros •  Fuente: www.schoenstatt.org

Ándale María!

Ándale María!

MEXICO, Roble Garza de Manzo • Fuente: www.schoenstatt.org

Después de meses de planificación, trabajo e ilusión, por fin llegó el día tan esperado en el que más de 100 mujeres de Monterrey tendrían un espacio para dedicárselo a ellas, adquiriendo o reforzando las herramientas que las lleven a elevar su dignidad, potencializar sus fortalezas, reconocer su grandeza y valorar su importante aporte a la sociedad.

Este día de la mujer nació de la inquietud de un grupo de mujeres de las diferentes ramas del Movimiento Apostólico de Schoenstatt en varios estados de México así como en otros países, preocupadas por brindar nuevos espacios y alternativas para la mujer de hoy. Aquella que se ve envuelta en un mundo acelerado y a veces conflictivo, que la puede llevar a vivir de forma distorsionada el encuentro consigo misma, Dios y la felicidad.
En esta ocasión, además, se quiso reforzar el valor de la mujer mexicana, por eso el nombre “¡Ándale María!” que es una expresión tan nuestra y que habla de las raíces indígenas de las que nos sentimos orgullosas. ¡Todas somos Marías!

“¡Ándale María!” pretende ser el primero de muchos congresos que invite a andar, ir, llevar, transformar, dignificar y humanizar a ejemplo de María, nuestra Madre, en los diferentes ambientes de nuestro querido México, que hoy más que nunca necesita mujeres fuertes, dignas, sencillas, bondadosas. Mujeres como cada una de las presentes ese sábado 12 de agosto.

Durante el medio día que duró el evento, se ofrecieron cuatro talleres invitando a que las participantes asistieran a dos: “Párale María” un espacio para meditar; “Conócete María”, sobre la esencia de la mujer en los diferentes roles; “Ámate María” acerca del importante aporte de la feminidad a la familia y a la sociedad y por último, “Libérate María” para saber tomar decisiones coherentes con los propios valores y fe.

En unas mamparas había pegadas algunas preguntas alusivas a los talleres. Este espacio se colocó para que con total libertad pudieran escribir lo aprendido, descubierto o lo que desearan compartir. ¡Exprésate María!

¡Muévete María! fue una divertida sesión de baile, en la que todas pudieron relajarse, reír y aprender algunos pasitos nuevos gozando unas de otras.

A través de un panel en el que participaron mujeres de diferentes edades y estilos de vida se pudo aterrizar de manera concreta la vivencia de lo que se trató cada uno de los talleres.

Definitivamente fue una grata y enriquecedora experiencia que esperamos poder volver a repetir. ¡Ándale María!